Problemas con la joyería del acero inoxidable

Problemas con la joyería del acero inoxidable

Joyería del acero inoxidable es tan elegante como es rentable y puede ser alarde en ocasiones especiales o para personalizar el desgaste diario. Pulseras, collares, aretes, anillos, gemelos y relojes formados a partir de acero inoxidable de alta calidad son durables y duraderos si se mantienen adecuadamente. Joyería del acero inoxidable está disponible en una amplia gama de diseños y acabados y está disponible en grandes almacenes y vendedores en línea. Sin embargo, el producto se asocia con ciertos problemas que deben ser adecuadamente analizado antes de comprar.

Corrosión superficial

Una capa resistente a la corrosión protege el acero inoxidable de moho. Además, cromo, un metal resistente a la corrosión, puede utilizarse como sustancia de base para la joyería del acero inoxidable. Aunque sus componentes metálicos proporcionan una mayor resistencia a la corrosión y deslustre que muchos otros metales, el acero inoxidable es aún susceptible a un cierto grado de oxidación. Joyería del acero inoxidable que no se limpia apropiadamente acumulará suciedad, suciedad y polvo en grietas pequeñas. Estos elementos, si no se elimina, pueden formar un duro para quitar moho, que se deteriora y daña las joyas.

Arañazos y daños químicos

Joyería del acero inoxidable es susceptible a rayones. Artículos de la joyería colocan en bolsillos o bolsos o que reciben tratamiento áspero tienden a acumular rasguños, que sólo pueden ser quitados por un pulido profesional o con las herramientas adecuadas. Además, abrasivos y productos químicos de difíciles dañan la joyería del acero inoxidable y debe evitarse religiosamente.

Atractivo de mercado limitada

A pesar de sus muchas ventajas, el principal mercado para la joyería del acero inoxidable se limita al extremo inferior de los compradores de joyas. Según Rayner W. Hesse en el libro "Joyas haciendo a través de la historia: una enciclopedia", de acero inoxidable más popularmente se emplea para la fabricación del aparato y para piezas de forma de banda y bastidores para la joyería, más cara. No se considera un material de lujo a menos que se asocia con un nombre de marca establecido, como Cartier o Tiffany & Co. Según el libro de Raymond Nadeau, "Las marcas viven," los compradores más serios no se verían dos veces en un reloj de acero inoxidable a menos que fue fabricado o comercializado por una marca de relojes de lujo. Los amantes de la joyería ávido todavía prefieren la clase, elegancia y los gastos asociados con otros metales, incluyendo tungsteno, oro y platino.


© 2022 Journalisimo.com | Contact us: webmaster# journalisimo.com